Septiembre

 

Quedan pocos días para que el verano toque a su fin y es ese maravilloso momento del año de hacer balance, de recoger los últimos frutos de lo cosechado este año y de prepararnos para soltar lo que ya no nos sirva.

Puede que ya sientas los primeros síntomas del otoño, que ya hayas identificado que estás escribiendo las últimas paginas de algunos de libros que ya toca terminar.

A veces quizá la melancolía te atrapa pensando en todas esas cosas que pudieron ser, pero finalmente no se concretaron, en lo laboral, en lo personal, en lo familiar….

Quizá el verano contra todo pronóstico no ha resultado todo lo brillante que te esperabas, pero te propongo que mires hacia adentro y hagas lo que nadie puede hacer por ti.

Decirte la verdad: son tiempos poderosos en los que el autoengaño ya no se sostiene por mas tiempo y el precio de sostenerlo eres tu mismo.

Porque caminamos hacia la coherencia interior que ha de manifestarse en todo lo que somos, en todo lo que hacemos.

Si vivimos una vida de verdades a medias, al final se volverá contra nosotros.

¿Cuál es tu verdad? Mirate al espejo y no temas decírtela, solo desde ese lugar podrás liberarte, si te aferras perderás mucho más de lo que intentas agarrar, porque te perderás a ti.

La verdad dicen que nos hace libres, pero a veces duele….y hace falta valentía para mirarte a los ojos a ti mismo y decirte lo que no quieres oir: “no me quiero lo suficiente” “en realidad en el fondo de mi ser, tenía tanto miedo que no he querido que esto sucediese” “no estoy donde quiero estar” “no me siento libre” “tengo que dejar a esta persona” “tengo que dejar este trabajo”….

Aquí la única respuesta es el amor…respirar amor, ser amor en movimiento y dejar que mecidos por el amor, nuestra alma nos susurre al oído las respuestas….a veces no nos gustará su susurro y el ego levantará la mano para silenciarla, pero tú sabes en el fondo de tu corazón , cual es la verdad.

Este septiembre es una gran oportunidad para revisar tu vida, quedarte con lo que el corazón te dice que es verdadero y que debe seguir a tu lado y comenzar a despedirte de lo que ya no toca.

Los vientos del otoño ya comienzan a sentirse, por eso al igual que la naturaleza toca mudar la piel y despojarse de los trajes viejos….

Feliz Equinoccio de Otoño; feliz vida llena de valentía y coraje para seguir avanzando.

Awen!

 

 

Si te apetece, me encantará celebrar el Equinoccio de otoño el próximo 21 de Septiembre en Madrid Rio, aquí tienes el enlace.

http://sandrarguelles.com/event/equinoccio-de-otono/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.