Volver a casa, volver a SER

 

 

 

Llega un momento en la vida, en el que la rendición es la única salida para poder seguir avanzando, atrás quedan los tiempos en los que la resistencia, el negar lo que uno es, era una opción.

Según vas caminando te vas dando cuenta, de que hay un ser que habita en ti, que tiene una infinita sabiduría y que es el que, a pesar de que te empeñes, te conoce muy bien. Conoce todos tus miedos, tus sombras, los claroscuros, esos momentos en los que te sientes un gran fraude, en los que te gustaría desaparecer, y también ve tu luz y tu sabiduría, esa que no te atreves a reconocer tampoco.

Y sin embargo ese ser, te ama, no ha dejado de amarte ni un solo instante desde que naciste y espera paciente día tras día que te des cuenta de su amor.

Cada amanecer renace con la esperanza de que quizá el nuevo sol haga que tu mirada le reconozca al mirarse al espejo.

Hay veces que tiene que esperar toda la vida y solo cuando ya estás cerca de dejar este plano eres capaz de reconocerle y darte cuenta de que siempre estuvo contigo, otras veces, ese reconocimiento llega antes y entonces sucede….

Un dia te miras al espejo y ahí está resplandeciente, lo que de verdad eres, Amor en movimiento, y ese amor, ese Ser, esa esencia que te ama de manera total e incondicional, por fin, siente que le das paso.

Y entonces sucede el mayor de los milagros…después de tanto tiempo de mirar afuera, de tratar de entender las cosas desde la mirada de los demás, de caminar con zapatos que no eran los tuyos, tu corazón se expande, se ensancha,  y te ves , te contemplas, te descubres , y desde ese momento, ya nada volverá a ser igual, porque has vuelto a casa y ya nunca más volverás a perderte.

Bienvenido al resto de tu vida en compañía de ti mismo, desde ese lugar, en el que te conviertes en el alquimista de tus sueños, en el cocreador que verdaderamente eres.

Libre de desplegar tus alas y contemplar la grandiosidad de tu existencia desde las alturas, y la vez tener la vista pegada al suelo, volverás a resbalar , a caerte y a mancharte de barro muchas veces, pero eso no cambiará lo que eres,ni quien eres, Amor en movimiento que transforma y se transforma, que se teje y se desteje, que late, que vive, que siente, que simplemente se rinde a SER.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.