Renovarse y morir

 

 

Se acerca esta noche oscura, la noche en la que el velo entre los mundos se diluye,la noche de Samhain, este 31 de Octubre, la Diosa Perséfone empieza su etapa como reina del inframundo, para después volver a resurgir en todo su esplendor como Ostara en Primavera.

Y acoge su reinado con ganas, porque también hace falta, también conviene de vez en cuando sumergirse en las profundidades de nuestro interior para mirar que hay allí.

Todos tenemos nuestro propio inframundo, nuestro pequeño infierno, de cosas a las que no queremos enfrentarnos, que no queremos mirar, miedos, incertidumbres, asuntos pendientes, ira contenida, desilusiones, decepciones, frustraciones…….

Quizá nos pasamos, sin querer, demasiado tiempo huyendo de nosotros mismos, corriendo sin detenernos a descansar, a darnos una oportunidad para mirar si nuestros pasos siguen la dirección que queríamos, o si la inercia nos hace seguir corriendo hacia ninguna parte.

No hay que tener miedo de nuestra propia oscuridad, ni de la de los demás, ambas nos invitan a mirar hacia dentro.

La oscuridad del otro me hace ver lo que también tengo en mi, porque todos somos espejo, si ves la oscuridad en alguien y eso te afecta, es una oportunidad para reconocer que ahí está tu sombra.

Y la oscuridad propia todos la conocemos bien, es ese incómodo amigo que viene a veces a quedarse más tiempo del que nos gustaría, pero como leí el otro día…la oscuridad no se combate, se ilumina.

Y es así, cuanto más te resistas a ella, más fuerza cogerá, más dolerá, si la acoges y la escuchas verás que en su interior también hay mucha luz, que viene a hacerte avanzar, a que sueltes lo que te daña, lo que ya no tiene sentido.

Así que mi pregunta es: ¿Qué es lo que tiene que morir en ti?

¿Qué es lo que se marchitó y tú sigues regando una y otra vez?

¿Qué es eso que todavía duele tanto y que guardas en esa cajita de dolor?

Ríndete, simplemente déjalo que salga, déjate morir…es verdad que a veces sentimos que una parte de nosotros se muere, pero eso es porque otra tiene que renacer.

Sobre la muerte se construye la vida, en la naturaleza, la vida resurge de las flores y los frutos que se pudren, eso es abono para volver a ser tierra fértil.

Morir para renacer, ese es el ciclo de la vida, en la rueda del tiempo, una y otra vez….

Que Hades y Perséfone guíen tu camino en ese tiempo y te den la fuerza para permitirte soltar lo que necesites, para dejar morir a tu antiguo yo y que tu dolor y tus miedos se transformen en amor y sean semilla próspera en la próxima primavera.

Y como dice Kahil Gibran:

2 comentarios

  1. Oscar manuel eleno raimundo

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.